Pablo Oliete

Desarrollando el ecosistema Industria 4.0 es España


Sobre mí

Hola, me llamo Pablo Oliete, soy padre, economista y apasionado de la tecnología. Con este blog quiero crear un espacio de reflexión sobre la nueva revolución de la Industria (la llamada Industria 4.0), el desarrollo de ecosistemas abiertos e innovadores en tecnologías de vanguardia, y dedicar una mirada especial al desarrollo de empresas y productos en el ámbito de internet de las cosas. No renuncio, no obstante, a escribir sobre otros temas.

Creo firmemente en el talento de los profesionales españoles tanto del ámbito tecnológico como de la Industria, y considero que el desarrollo de tecnologías para la Industria 4.0 debe permitir un nuevo modelo de desarrollo económico en España, con distintos polos de desarrollo.

Biografía

Mi carrera profesional hasta ahora la he desarrollado en el mundo tecnológico, consultoría y finanzas. Si te interesa, puedes encontrar toda mi trayectoria en Linkedin.

Pero brevemente:

Soy Licenciado en Ciencias Económicas y EMBA por IESE. Actualmente trabajo en Cellnex Telecom, donde soy gerente comercial. Desde esta responsabilidad tuve la oportunidad de promover la creación de la Comisión de Industria 4.0 de AMETIC en julio 2016, de la que fui presidente en su primer año de constitución.

En estos momentos una de mis mayores pasiones es el desarrollo de un ecosistema de tecnologías habilitadoras para la Industria 4.0 made in Spain. Por ello he lanzado y promovido distintas iniciativas como la Comisión de Industria de AMETIC de la que he hablado con anterioridad, o el estudio que coordiné en el año 2016, sobre Tecnologías IoT e Industria 4.0 publicado por la EOI (Escuela de Organización Industrial) y que dirigió PwC.

Dentro de las iniciativas que facilitan el punto de encuentro entre empresas y el desarrollo del ecosistema emprendedor en tecnologías IoT (incluyo todas la iniciativas habilitadoras) está FOM Asesoramiento Tecnológico, de la que soy Socio Fundador.

Lo último que puede ser de interés que conozcas a través de esta breve BIO sobre mi persona es que soy valenciano y que desde hace cuatro años vivo felizmente con mi familia en Madrid.

¿Qué busco con este blog?
Este blog refleja mi opinión personal y espero que sea también un vehículo de conexión con otras personas que, como yo, se sigan sorprendiendo del espectacular momento tecnológico que vivimos. Soy además un usuario activo (intento serlo :)) de las redes sociales, son herramientas súper útiles que te permiten difundir ideas y opiniones, contactar con las personas que comparten tus mismos intereses o adquirir conocimientos al instante. Estoy convencido de que este blog servirá para ampliar la conversación en las redes sociales.
Pablo Oliete

Desarrollando el ecosistema Industria 4.0 es España


octubre 24, 2017 Noticias no responses #

Tú eres uno de nuestros “players”, colabora en el primer Foro Emergentes

Tú eres uno de nuestros “players”, colabora en el primer Foro Emergentes

La colaboración, junto con las personas y la tecnología, son las claves fundamentales para consolidar la Industria 4.0 en España, al menos eso es lo que pensamos las personas que, de una u otra forma, estamos involucradas en este sector (bueno, sector de sectores). Si conseguimos edificar estos tres pilares tendremos garantías de afrontar con éxito la transformación digital en nuestras empresas.

Pero la realidad nos explota en la cara. Tenemos que admitir que los españoles no tenemos una gran cultura de colaboración. Muy al contrario, preferimos competir entre nosotros. Criticamos al contrario y nos corroe la envidia si el vecino triunfa. Así, muere cualquier posibilidad de colaboración.

No pretendo ser un ejemplo, pero sí quiero relatar la apuesta por la colaboración de Fom AT, la consultora que fundé hace ya más de dos años. Cualquier actividad promovida por Fom se sustenta en la colaboración con profesionales o empresas de diferentes sectores, y que sobresalgan por su talento o buen hacer. El primer ejemplo es el propio Comité Asesor de Fom conformado por personas muy “listas” y de amplio bagaje profesional. Algunos son empresarios y otros son profesionales autónomos o altos ejecutivos de corporaciones internacionales. Con ellos se coordinó el estudio: “Las Tecnologías IoT dentro de la Industria 4.0” editado por fundación EOI o el primer Máster en Industria 4.0 de España. Máster que, por cierto, ha finalizado su primera edición en Valencia con un rotundo éxito tras más de 350 horas de formación. Sin Peaks Business School y su director, Aristóteles Cañero, abordar tan satisfactoriamente este reto, hubiera sido imposible.

Desde el mes de agosto, Fom afronta un nuevo reto. En colaboración con AECTA y FEMEVAL estamos organizando el primer foro español de Tecnologías Emergentes para Ecosistemas 4.0. (Foro Emergentes). Es un camino nunca antes recorrido y por tanto lleno de incógnitas. Pero al final, más allá del esfuerzo y los resultados, nos queda la enorme satisfacción de hacer algo útil por la sociedad.

El Primer Foro de Tecnologías Emergentes tendrá lugar en Valencia los días 21 y 22 de noviembre de este año. Exactamente en la Ciudad de la Innovación de la Universidad Politécnica de Valencia. Bajo el lema “Meet the Players” pretendemos reunir a las 300 personas más influyentes en el desarrollo de las tecnologías emergentes en España. Contaremos con empresarios de mente abierta que han invertido en la modernización de sus fábricas, impulsando así el desarrollo de España como país. También vendrán profesionales valientes que han guiado a sus empresas por la senda de la vanguardia tecnológica, y políticos comprometidos con la nueva revolución industrial. Te invito a conocer el programa completo en www.tecnologiasemergentes.es

¡Sí, es un congreso de pago! pero gracias a nuestros patrocinadores y el compromiso desinteresado de los ponentes, hemos conseguido que sea una cantidad casi simbólica.

Ahora, a quien pido colaboración es a ti. Sí, a ti. Te pido ayuda para difundir el Congreso, bien a través de LinkedIN o de Twitter @foroemergentes. Te pido que intentes buscar un hueco en tu agenda para acompañarnos. Y si tienes una empresa, o capacidad de decisión en la que trabajas, te pido que ayudes a su patrocinio.

Hagamos efectiva la colaboración. Haz tuyo el primer Congreso de Tecnologías Emergentes para Ecositemas 4.0. Tú eres uno de nuestros “players”.

junio 16, 2017 Blog no responses # , , ,

Me gusta que me hagas esta pregunta ¿cómo elegir un máster en Industria 4.0?

Me gusta que me hagas esta pregunta ¿cómo elegir un máster en Industria 4.0?

Últimamente mucha gente me pregunta sobre cómo elegir un máster en Industria 4.0. Y a mí me encanta que me lo pregunten. Primero porque hace dos años casi nadie conocía el término industria 4.0 y segundo porque dirijo uno de los primeros masters de estas características que se han puesto en marcha en España. Además en el curso 2017-2018 dirigiré dos, uno en Valencia con Peaks Business School (2ª edición) y otro en Valladolid con la Cámara de Comercio.

Ser pionero en algo es un trabajo arduo, y muchas veces desagradecido, pero lo que al final prevalece es el aprendizaje conseguido en el camino. Poner en marcha un programa máster sobre una “mega-multi-disciplina” como es la industria 4.0 ha sido un gran reto. No hay un camino previo, ni referente, ni espejo retrovisor donde mirar. Pero al final, con mucho trabajo y excelentes socios y colaboradores se llega a tocar el éxito.

Por tanto, creedme si os digo que he aprendido mucho en mi ruta como director de masters en Industria 4.0. Ahora quiero compartir ese conocimiento con vosotros y espero que este post sea de utilidad para aquellos que estéis pensando en formaros en tecnologías habilitadoras de la Industria 4.0, los nuevos modelos de negocio o cómo afrontar el emprendimiento dentro de este nuevo mundo dominado por la disrupción tecnológica.

Como argumentación general, un máster en Industria 4.0 debe capacitar al alumno, independientemente de su puesto de responsabilidad, en el diseño de productos conectados y en la fabricación avanzada de productos. Lo importante es que el alumno sea capaz de dominar tres ámbitos básicos de conocimiento: las tecnologías habilitadoras, las operaciones en la fábrica conectada y los nuevos modelos de negocio.

Desde mi punto de vista, los principales criterios a la hora de elegir un máster en Industria 4.0 son:

1.     Experiencia del programa y opinión de antiguos alumnos

Al final los alumnos son los verdaderos jueces de un programa. Actualmente las redes sociales son enormes altavoces que permiten conocer las opiniones de los alumnos de una forma absolutamente transparente, para bien o para mal.

En este sentido, lo que nosotros hicimos desde el principio con Peaks Business School fue involucrar a los alumnos en Twitter mediante la etiqueta #i40VAL. A lo largo de estos siete meses de programa, los participantes han ido vertiendo sus comentarios, y también sus aportaciones al programa. Si queréis conocer cómo nos valoran solo tenéis que entrar en ese hashtag, os adelanto que estamos muy satisfechos 😀.

2.     Perfil de los alumnos ya matriculados

Esta variable es una de las claves fundamentales del éxito del programa y tiene mucho que ver con el trabajo de búsqueda y selección de alumnos que se realice previamente. Deben ser personas que desempeñen su labor en el ámbito del desarrollo tecnológico, la fabricación o el diseño de servicios. Estas características propician una gran riqueza de conocimientos compartidos, tanto en la relación profesor-alumno como en la que se establece entre los propios alumnos. Si de algo podemos presumir en el primer programa organizado con Peaks es del gran nivel que hemos tenido. La foto es de algunos de los participantes en la 1ª edición con Peaks BS.

3.     Claustro de profesores

Los profesores… ¡Cuánto cuesta encontrar a los profesionales adecuados, y qué gran satisfacción tener la certeza de haber acertado!

Si yo tuviera que elegir un máster en industria 4.0, rechazaría cualquier programa en el que el claustro de profesores esté conformado por empleados de las empresas patrocinadoras. En ese claustro no habrá mucha motivación, ni entusiasmo, quizás tampoco conocimientos precisos y avanzados. Cuando un empleado imparte clase, más bien parece que está cumpliendo con una tarea encomendada por su organización, o haciendo una venta de productos. Este modelo no funciona. Pero ojo, no nos equivoquemos, el conocimiento está en los ambientes corporativos y por supuesto un programa máster debe contar con profesionales expertos que hablen de sus experiencias corporativas.

Si uno quiere contar con los mejores profesionales, normalmente estos no residen en una única ciudad o comunidad autónoma. Incluso hay que valorar que el programa cuente con profesionales de otros países.

Por otra parte, es muy importante la motivación de los profesores. Mi objetivo personal, tras cada módulo, es que el profesor me diga: “Pablo, qué bien lo he pasado”.

4.    Relación de la institución con las tecnologías habilitadoras

Actualmente, es difícil que una universidad o escuela de negocios tenga mucha experiencia previa en el conglomerado de saberes que aglutina la Industria 4.0. básicamente porque, como comenté al inicio, es una nueva gran disciplina. Lo normal es que acrediten experiencia en alguna/s de las tecnologías habilitadoras.

Ojo con los programas excesivamente polarizados en alguno de los tres ámbitos de conocimiento que propongo (tecnologías habilitadoras, las operaciones en la fábrica conectada y los nuevos modelos de negocio). El alumno no debe pasarse el día con Ingenieros Industriales o de Telecomunicaciones. En la diversidad está el justo equilibrio.

5.    Director del Programa

El director de un programa máster cimentado sobre los avances tecnológicos debe estar en continua búsqueda de talento para incorporarlos al programa. El papel del director académico no acaba en los contenidos, la selección de profesores o la gestión. Tiene que propiciar un continuo diálogo entre profesores y alumnos. Prolongar una relación entre ellos que dure todo el programa, o incluso después de la finalización.

Y para terminar, una última recomendación: si puedes, no renuncies a hacer un programa presencial. Las relaciones físicas generan grandes vínculos emocionales y también profesionales. Además, te proporcionará una más que interesante agenda de contactos que te resultará de gran ayuda a la hora de crecer laboralmente o lanzar tu proyecto de Industria 4.0.

Si aún tienes dudas estoy a tu disposición para seguir dialogando sobre el tema.

Pero si lo tienes claro, te invito a que eches un vistazo a los dos programas que voy a dirigir el próximo año:

mayo 22, 2017 Blog no responses # , , ,

Bruno Cendón, el talento español que seduce a Facebook

Bruno Cendón, el talento español que seduce a Facebook

Este post es una demostración pública de admiración y cariño hacia mi gran amigo Bruno Cendón, nuevo responsable de Ingeniería de IoT de Facebook. El 15 de mayo, San Isidro, Bruno se incorporó a su nuevo puesto de trabajo en Silicon Valley. A partir de ahora esta fiesta tan madrileña, sacra y torera tendrá un nuevo significado para mí, el del triunfo de los “listos” de verdad. Bruno, este post es para ti. Es un abrazo repleto de orgullo. ¡Mucha suerte amigo, y al toro!

La llegada de Bruno al equipo de trabajo de “Building 8” no debería pasar desapercibida en España. Este proyecto, anunciado por Mark Zuckerberg en la f8 del año pasado, es el nuevo laboratorio de innovación de Facebook. Con foco en la construcción de productos de hardware, el gigante de las redes sociales está reuniendo expertos de talla mundial capaces de abrir nuevas oportunidades de negocio para la compañía. La división está capitaneada por Regina Dugan, quien anteriormente dirigió DARPA y el grupo de Tecnología y Proyectos Avanzados de Google.

En la f8 de este año (celebrada en abril) la propia Regina Dugan presentó Building 8 y dio a conocer el proyecto de interfaz cerebro-ordenador que permitirá escribir con la mente o escuchar con la piel. Algo en lo que también está invirtiendo Elon Musk.

Siempre he tenido claro que Bruno estaba llamado a liderar grandes proyectos en el mundo de Internet de las Cosas (IoT), por tanto su desembarco en Facebook no me ha sorprendido. Pero quiero ir más allá en este tema, a nadie debería sorprender que empresas de talla mundial elijan ingenieros españoles, en nuestro país hay infinidad de talento. Lo que no termino de superar, y bien lo sabe Bruno, es que en España sigamos sin poner los medios necesarios para convertirnos en una potencia mundial en el desarrollo de tecnologías IoT.

 

Conocí a Bruno Cendón en el Mobile World Congres de 2014 cuando era director técnico de la empresa cántabra TST (cargo que ocupó en 2009 tras pasar diez años en Motorola Tolulouse). Junto a Ángel Ybañez me acerqué al stand de TST y allí nos presentó Belén Arranz Sobrini, que por entonces era la única representante de Sigfox en España. Semanas antes de la feria, mi empresa (Cellnex Telecom) había dado el pistoletazo de salida al despliegue de la que hasta ahora es la mejor red UNB de España (red de banda ultra estrecha), gracias a un acuerdo con Sigfox y Securitas Direct. Durante la conversación, Ángel Ybañez dijo que era muy difícil que una empresa desarrolladora de dispositivos IoT se fijara en el corto plazo en Sigfox, y viera la oportunidad de negocio que había detrás. Como siempre hay un atrevido para contradecir a un maestro, fue Bruno Cendón el que se puso manos a la obra para integrar un módulo de comunicaciones Sigfox en su dispositivo TSwasTE. En pocos meses obtuvo el certificado clase “0” de Sigfox. ¡Cuánto ha costado que otras empresas desarrolladoras de dispositivos IoT en España siguieran el mismo camino!

Desde ese primer contacto, creo que no he pasado ni una sola semana sin hablar con él. Han sido muchas las aventuras que hemos emprendido juntos: jornadas, másters, seminarios, grabación de videos o reuniones con políticos para convencerles de la importancia de la industria de los habilitadores. Juntos impulsamos la creación de la Comisión de Industria 4.0 en AMETIC. También fue el primer miembro del Comité Asesor de FOM AT.

Pero de toda nuestra actividad conjunta hay una que debo destacar, la redacción del estudio de la EOI sobre “Las tecnologías IoT dentro de la Industria conectada 4.0”. ¡Cuántos fines de semana y cuántas noches escribiendo y corrigiendo textos con el único objetivo de poner de manifiesto la gran oportunidad que tiene España, como país, de desarrollar una oferta de tecnologías habilitadoras para la Industria 4.0!

Mi admiración por Bruno es pública y manifiesta. Le considero uno de los grandes ingenieros formados en España. Si quieres conocer un poco mejor su andadura profesional puedes leer la entrevista que le hizo otra buena amiga, Soraya Paniagua, en su blog.

He usado mucho la palabra “héroe”, pero el término “listo” me gusta aún más. Un listo es una persona que destaca por tener un talento especial y singular. Para mí, Bruno es un “listo”, uno de los más “listos” que conozco. Es una persona muy inquieta, con profundos conocimientos tecnológicos. Su capacidad de trabajo no tiene fin. Es muy hábil a la hora de afrontar y resolver problemas. Además, está encantado de compartir sus conocimientos con los demás. Mi amigo Bruno es un hombre honrado y coherente con sus ideas. En vez de asustarse por tener una presencia comprometida en redes sociales, la aprovecha para construir una impecable marca personal. Es futbolero, rockero y amante de la buena mesa. Un gran padre y en esencia un tipo feliz.

Reivindico a los “listos” de verdad y proclamo que hay más “Brunos Cendón” en España. Solo espero que nuestras empresas sean capaces de mantenerlos y podamos, entre todos, desarrollar un polo de innovación en tecnologías habilitadoras para la Industria 4.0.

¡Felicidades Bruno! Espero verte pronto por España. Quizás en alguna conferencia, participando en los programas formativos de Fom, presentando otro libro conjunto, o quizás desde la televisión.

abril 12, 2017 Noticias no responses # , , ,

Mil héroes para la Industria 4.0

Mil héroes para la Industria 4.0

Confieso que me gustan los polígonos industriales y las líneas de producción. Sí, desde muy joven mi padre me enseñó a apreciar el trabajo en las fábricas, sobre todo en el ámbito de las artes gráficas, sector al que dedicó una gran parte de su actividad profesional. Siendo adolescente asimilé muchos conceptos que son propiamente industriales como fabricar más, mejor y más barato (frase que usa frecuentemente mi gran amigo Diego Sáez, cofundador de Mesbook). También aprendí de la importancia de la calidad y el servicio al cliente como impulsores del éxito. Pero sobre todo entendí que los verdaderos pilares del negocio eran las personas, sus valores y sus conocimientos.

Recuerdo perfectamente el día que mi padre me dijo que los documentos físicos, como los talonarios o impresos, desaparecerían por la llegada de la digitalización. Por supuesto no entendí absolutamente nada. Además era una predicción difícil de compartir porque su empresa pasaba por un momento de gran esplendor y estábamos rodeados de miles de papeles. Pocos años después, la digitalización provocó la desaparición de muchas empresas del sector de las artes gráficas.

Las transformaciones hay quien las intuye, pero ni los más visionarios son capaces de concretar el momento exacto en el que se van a producir.

Hoy, treinta años después, son numerosos los líderes empresariales de nuestro país que no entienden en qué va a consistir la transformación digital de su sector. Y cómo diría Javier Sirvent, ante la posibilidad de elegir entre “susto o muerte” prefieren elegir “muerte”, porque niegan la realidad a pocos años vista de que ocurra.

Estamos ante una nueva ola de trasformación industrial y es irrenunciable asustarse, pero les aseguro es que solo al principio porque el camino de la nueva revolución industrial es básicamente apasionante.

Si traemos al mundo real la metáfora de “susto o muerte” vemos que todo es medible y se fundamenta en algo tan tradicional como las personas, sus valores y sus conocimientos. Les explico, hace unos días charlaba con Ángel Ybañez, desde mi punto de vista uno de los mayores expertos de Europa en el diseño de productos conectados, y nos pusimos a discurrir sobre cuántas personas formadas en Industria 4.0 debería tener nuestro país para comenzar a experimentar una transformación realmente significativa. Tras unos cálculos sencillos, llegamos a la conclusión de que necesitamos mil profesionales formados y disruptivos. Por otra parte estimamos que sólo el 10 % de las personas que se formen llegarán a ser realmente disruptivas y capaces de generar un impacto en sus organizaciones. Por tanto, la respuesta inicial es sencilla; la industria española necesita 10.000 profesionales formados en Industria 4.0 para disponer de 1.000 superhéroes.

Con estas estimaciones, la conclusión es clara: se hace urgente la capacitación del sector industrial, tanto a nivel técnico como de negocio. Para alcanzar nuestra cifra óptima, en los próximos años se tendrían que impartir 400 masters (de 25 alumnos) en Industria 4.0, a ser posible liderados por escuelas de negocio de calidad y que aborden el tema desde la responsabilidad que les caracteriza.

Formarse en las tecnologías habilitadoras de la Industria 4.0 no es cosa fácil, hablamos de sensores, conectividad, datos, robots, impresión 3D o inteligencia artificial. Todo esto no se aprende en pocas horas, o en unas cuantas jornadas. Si queremos abordar con posibilidades de éxito la implantación de la Industria 4.0 en España, asumamos todos que tenemos que realizar un importante esfuerzo en formación y capacitación.

Los que me conocéis sabéis que me gusta mucho el término “Superhéroe de la Industria 4.0”, de hecho escribí otro artículo dedicado a Ángel García Bombín donde describía los valores que deben acompañar a un auténtico héroe de la Industria 4.0. Valores como la capacidad de innovar, la austeridad, la visión crítica de las cosas, la pasión por aportar valor a la organización y la convicción de que cada día podemos aprender algo nuevo y desarrollarnos dentro de nuestras organizaciones. No debemos olvidar que todas estas cualidades deben estar acompañadas de una alta capacidad para colaborar.

Solo puedo terminar este post de esta manera:

La industria 4.0 necesita de mil profesionales excepcionales. Si te capacitas, tú puedes ser uno de ellos ¡Asústate, pero hazlo rápido!

marzo 13, 2017 Noticias one response # , , ,

Deja de observar lo que hacen otros, si tienes talento 4.0 sal del armario ya

Deja de observar lo que hacen otros, si tienes talento 4.0 sal del armario ya

Desde mi posición de observador y participante de los diferentes eventos tecnológicos que se celebran en nuestro país, veo con absoluta nitidez la configuración de dos grupos de opinión radicalmente opuestos.  Por un lado están los profesionales implicados hasta las vísceras en divulgar los beneficios que suponen las tecnologías habilitadoras de la industria 4.0, siempre desde la experiencia, la seriedad, la honestidad y sobre todo el conocimiento. Por otro lado están los expertos consagrados en escuelas de negocios y consultoras empeñados en justificar que la Industria 4.0 es básicamente charlatanería.

 Nunca España ha tenido una oportunidad tan grande de recuperar la dignidad de sus ingenieros, de sus profesionales, y de sus industriales, que esta que le brinda la Industria 4.0. Por fin podemos soñar con un nuevo esplendor, con una nueva época que nos permita recuperar procesos productivos (deslocalizados en el pasado), inculcar los conocimientos STEM a los estudiantes españoles y generar pasión por  el “Made in Spain”.

¿Qué nos separa de este sueño que cada vez compartimos más españoles? Es sencillo, necesitamos súper héroes y políticos 4.0. Ya no basta con la ilusión de unos cuantos frikies, necesitamos referentes, personas que desde la industria arranquen proyectos de transformación en sus organizaciones (ver mi post sobre “Ángel García Bombín, el héroe de la Industria 4.0”) y héroes capaces de transmitir, con entusiasmo y convicción, los beneficios de las tecnologías habilitadoras.

En los últimos cuatro años he tenido la suerte de conocer a numerosos empresarios y profesionales que han dedicado mucho tiempo y esfuerzo a diseñar soluciones tecnológicas para la industria 4.0. Ver cuántos buenos profesionales tenemos me llena de ilusión y esperanza, pero lo cierto es que muchos de ellos son casi invisibles para el sector tecnológico o industrial.

Debemos hacer frente a este ostracismo con decisión e inteligencia. ¡Y si eres un profesional solvente de la industria 4.0, y con el talento necesario, deja de observar lo que hacen otros y sal del armario ya! Cambia de estrategia y date a conocer. Participa en foros, redes sociales, jornadas sobre industria 4.0, etc. Actualmente los profesionales disponemos de numerosos herramientas digitales para lanzar y potenciar nuestra marca personal.

Como he comentado, también es vital la implicación política. El progreso de España se producirá en la medida en la que nuestros administradores públicos sean capaces de entender el tremendo impacto de las tecnologías y sean capaces de respaldar, representar y, por qué no, abanderar la nueva revolución industrial. Con el objetivo de impulsar este desafío político, un grupo de profesionales se reunió, hace unos días, con diputados del partido popular en el Congreso. Verónica Pascual, CEO y propietaria de ASTI, Francisco Jariego, Consultor Independiente y Presidente del Comité Asesor de FOM, Bruno Cendón, CTO de TST, Patxi Echeveste, CEO de Wattio, y yo mismo.

 

 

En la reunión explicamos, al mayor grupo parlamentario en el congreso, la importancia de que todos los grupos políticos se sumen a una petición al Gobierno en defensa de las empresas tecnológicas españolas y que la Agenda Digital contemple un apartado especial para estas tecnologías, siendo prioritario establecer un “mapa de tecnologías habilitadoras españolas” en el que cualquier empresa industrial que quiera iniciar un proyecto de transformación pueda identificar los principales actores de nuestro país.

La nueva revolución industrial es un asunto muy serio y transcendental donde están implicadas numerosas tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, internet de las cosas o la impresión 3D. No debemos permitir frivolidades ni argumentos trasnochados de académicos teóricos que aún piensan que todo se soluciona con un buen management. Estos argumentos “vintage” mejor los dejamos aparcados en el fondo del armario.

marzo 13, 2017 Blog no responses # , ,

En industria conectada, apostemos por formación y conocimiento mutuo

En industria conectada, apostemos por formación y conocimiento mutuo

Hace unas semanas tuve ocasión de participar en la presentación de la Cátedra sobre Industria Conectada de la Universidad Pontificia de Comillas. Felicito a Mariano Ventosa, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería ICAI y a Bernardo Villazán, presidente del Observatorio de Industria 4.0, por la iniciativa. La Cátedra podrá adentrarse en el impacto social y económico de la implantación del nuevo paradigma tecnológico.

Quiero resaltar la intervención del Rector, Julio Martínez, que lejos de impresionarnos con cifras sobre lo que va a significar la Industria 4.0 nos advirtió de la necesidad de capacitar a los nuevos líderes industriales españoles para que la implantación de estas tecnologías sea respetuosa con un modelo económico donde la dignidad de la persona siga prevaleciendo.

Siguiendo con la reflexión de Julio Martínez quiero reiterar mi convicción de que la formación en las distintas tecnologías habilitadoras es la acción más segura ante el reto que supone la Industria 4.0.

Cada día conozco un poco más la realidad industrial en España y cada día estoy más convencido de dos cosas. La primera es que existe un gran desconocimiento entre el sector industrial y el sector TIC. Debemos profundizar en el conocimiento mutuo ya que las oportunidades son enormes. En segundo lugar, el desconocimiento tecnológico de los responsables de operaciones de nuestras industrias. Esta carencia de conocimientos imposibilita cualquier acción de implantación de las tecnologías habilitadoras.

Por lo tanto, apostemos por la formación y por el conocimiento mutuo. Estas dos sencillas acciones permitirían a nuestro país alcanzar rápidamente los beneficios de la Industria 4.0. Si esperamos a que la acción gubernamental llegue a nuestras empresas estaremos perdiendo un tiempo que no tenemos.

Yo me sigo sorprendiendo en cada una de las sesiones a las que asisto del Máster en Industria 4.0 de Peaks Business School y FOM AT en Valencia, pero lo que realmente avala mi afirmación es ver cómo los alumnos se están transformando profesionalmente gracias al conocimiento de estas tecnologías. Pronto estarán preparados para dar respuestas claras a las preguntas que les dirijan desde sus organizaciones.

La I40 supone una gran oportunidad profesional para muchos de nosotros, pero solo un proceso de capacitación profundo nos permitirá adaptarnos con facilidad a este nuevo paradigma económico. Las oportunidades de la formación son para todos, y no solo para los responsables de operaciones.

febrero 14, 2017 Blog no responses # ,

Industria 4.0 en 2017, el año del desconcierto

Industria 4.0 en 2017, el año del desconcierto

Cuanto más me adentro en la realidad industrial de nuestro país, más me doy cuenta del gran desorden y desorientación que hay en torno a la Industria 4.0 (I40). Si todo sigue igual, 2017 será el año del gran desconcierto.

En general, los responsables de operaciones de las empresas muestran desconfianza y escasa formación en las tecnologías habilitadoras por lo que es difícil que el proceso de implantación se acelere. Y cuando un responsable de operaciones ve claramente las posibilidades de mejora, por ejemplo reducir paradas de máquinas o un mantenimiento predictivo, lo que aparece es el dilema interno de quién debe liderar este proceso, si el responsable de operaciones o el de sistemas.

Por otra parte, las grandes empresas y las pymes también opinan de manera distinta en cuanto a la implementación de las tecnologías habilitadoras. Los pequeños empresarios consideran que las grandes empresas no apuestan por la implantación de estas tecnologías. Por otro lado los representantes de la gran industria piensan que las empresas facilitadoras e integradoras son incapaces de justificar los beneficios de estas tecnologías para la industria.

Sin liderazgo político

El desconcierto empeora a medida que ascendemos al ámbito gubernamental. Si preguntamos ¿Quién lidera la política de I40 en España? Sinceramente, creo que no hay una respuesta clara. En el nuevo ejecutivo se ha suprimido el ministerio de Industria y se ha desgajando su actividad entre el ministerio de Economía e Industria y el ministerio de Energía y Agenda Digital. Los dos ministerios tienen encima de la mesa el apoyo a la transformación de la industria, pero esto no va a ser fácil si no hay un interlocutor único, tal y como señalaban los empresarios vascos a finales de 2016.

Frente a esa desmembración del ministerio, podríamos pensar que aún nos queda la estrategia 4.0 que la Secretaria General de Industria, Begoña Cristeto, presentó en noviembre de 2015 y que se ha implementado de forma muy desigual. Pero Cristeto ha advertido en numerosas ocasiones que la agenda digital debe potenciar el desarrollo de los habilitadores de la I40, pero eso no depende de su Secretaría General.

Crisis en AMETIC

Este ambiente general de confusión también ha llegado a AMETIC, la mayor asociación de empresas tecnológicas de nuestro país. La crisis de la asociación evidencia la gran distancia entre los intereses de las grandes empresas y las PYMES. Desde AMETIC se respondió con agilidad a la invitación política de constituir una Comisión de Industria 4.0, algo que se hizo en junio de 2015. Actualmente la presidenta es Verónica Pascual, CEO de ASTI y una de las mayores impulsoras de la Industria 4.0 en España. A nadie se le escapa que la crisis institucional por la que atraviesa la asociación no ayudan a ordenar una oferta de habilitadores tecnológicos que esté a la altura requerida para dar respuesta a la tan manida cuarta revolución industrial.

Aún nos quedan los Quijote

Si tuviera que elegir un único motivo que explique este “desorden de la Industria 4.0 en España”, no sería otro que la falta de colaboración. Algo que, además, he repetido hasta la saciedad en numerosas ocasiones.

¿Por qué colaboramos tan poco ante una oportunidad de desarrollo económico como pocas hemos tenido en los últimos años? La verdad es que no tengo respuesta, pero me inclino a pensar que por lo mismo que nuestros máximos líderes políticos son incapaces de ver en las tecnologías de vanguardia una prioridad para el país. Está ocurriendo lo mismo de siempre, cada territorio va a lo suyo.

Afortunadamente esta queja expresada en voz alta no describe, en absoluto, la realidad de lo que está pasando porque, como diría una buena amiga, España está llena de Quijotes.  Hay mucha gente haciendo cosas muy serias. Hay pequeñas y medianas empresas aportando soluciones tecnológicas muy avanzadas de industria 4.0 a nuestro sector industrial.

Cuando participo en conferencias o me invitan a dar clases sobre Industria 4.0 y tecnologías habilitadoras, suelo decir que la empresa que está teniendo un papel más activo en  Industria 4.0 es SIEMENS, gracias al liderazgo de Rosa García. Y saben qué, que me encantaría referenciar alguna gran empresa española pero no la encuentro. Esta es otra forma de ver el desconcierto. El conocimiento llega de fuera, no hay un movimiento suficientemente contundente de las grandes empresas tecnológicas españolas.